Tragedia en Texas .Joven de 18 años mato a 19 niños y 2 maestros en escuela .

0
374

Uvalde, Texas. Un joven de 18 años abrió fuego ayer en una escuela primaria de Texas y mató a por lo menos 19 niños y dos maestros, en una tragedia que conmociona a Estados Unidos, donde el presidente Joe Biden exhortó a «enfrentar el lobby de las armas”.

       

El ataque en Uvalde, una pequeña localidad a una hora de la frontera con México, es el último de una ola de tiroteos en Estados Unidos, donde el horror por la violencia armada no ha logrado impulsar suficientes acciones para ponerle fin.

 

“¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al lobby de las armas?”, dijo Biden desde el salón Roosvelt a su regreso de una gira por Asia.

 

“Estoy asqueado y cansado” agregó y advirtió: “tenemos que dejarle claro a todos los funcionarios electos de este país: es hora de actuar”.

Biden ofreció un listado de eventos similares ocurridos en centros de estudio de todo el país desde que en 2012 se produjo la matanza en una primaria en Sandy Hook, Connecticut, en la que un ex alumno mató a 20 niños entre 5 y 10 años, y a seis personas más.

“Desde entonces se han reportado 900 tiroteos en centros escolares”, afirmó el presidente, quien fue acompañado por su esposa Jill, y ordenó colocar banderas a media asta en todos lo edificios federales.

David Brooks, corresponsal de La Jornada, documentó en estas páginas el pasado 11 el aumento histórico en muertes por arma de fuego: https://bit.ly/3NAJF12

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo más temprano que el agresor “disparó y mató, de manera horrible e incomprensible, a 14 estudiantes y mató a un maestro (…) Se reporta que el sujeto disparó a su abuela justo antes de entrar a la escuela” y añadió: “no dispongo de mayor información sobre la relación entre esos dos tiroteos”, informó el New York Times.

Abbott precisó que el atacante, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, también había “fallecido”, y que “los agentes que respondieron al ataque lo mataron”.

El gobernador afirmó que el hombre, un habitante de la localidad, abrió fuego en la Escuela Primaria Robb en Uvalde, a unos 135 kilómetros al oeste de San Antonio.

Ramos entró en la escuela con una pistola, y posiblemente un rifle, y abrió fuego, explicó Abbott.

Más tarde se confirmó que un agente de la Patrulla Fronteriza que estaba cerca cuando comenzó el tiroteo entró en la escuela sin esperar a los refuerzos y disparó matando al atacante, que estaba detrás de una barricada, según un funcionario policial, que habló bajo anonimato. El agente resultó herido, pero pudo salir caminando de la escuela, dijo la fuente policial.

El jefe de policía del distrito escolar, Pete Arredondo, indicó que el atacante actuó solo.

El Hospital Uvalde Memorial informó que recibió a 15 niños que fueron trasladados en ambulancia o autobús. El Hospital Universitario de San Antonio publicó en Twitter que recibió a dos pacientes del tiroteo en Uvalde. La abuela de Ramos, de 66 años, y una niña de 10 años, en estado crítico.

Al cierre de esta edición, el balance de muertos era de 22 personas: 19 niños y tres adultos, incluido el atacante. Las autoridades tampoco habían precisado cuántos heridos hubo, y no aludieron al saldo de 15 heridos reportado por los dos hospitales.

El Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde dijo que se informó de un tirador activo en la escuela, que tiene poco menos de 600 estudiantes de segundo, tercero y cuarto grado. Todas las escuelas del distrito impusieron cierres de emergencia.

La escuela fue rodeada de policías con chalecos antibalas, mientras agentes de la Oficina Federal de Investigaciones entraban y salían del edificio.

Se trata del tiroteo escolar con mayor número de muertos en la historia de Texas, y se produjo cuatro años después de que una persona asesinó a 10 en la Escuela Secundaria Santa Fe, en el área metropolitana de Houston.

Hace menos de dos semanas, un hombre armado ultimó a tiros a 10 compradores y trabajadores de raza negra en un supermercado de Buffalo, Nueva York, en lo que las autoridades describieron como un crimen de odio.

La escuela primaria Robb se encuentra en un barrio mayoritariamente residencial de casas modestas.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, tuiteó que “está profundamente conmocionado y entristeido por el atroz tiroteo masivo (…) Es especialemnte desgarrador que la mayoría de las víctimas sean niños”.

El gobernador Abbot calificó la matanza como “un crimen sin sentido”, y su correligionario republicano, el senador texano Ted Cruz, tuiteó que él “y su esposa estaban rezando por los niños y las familias” victimas en Uvalde. Ambos junto con el ex presidente Donald Trump hablarán pasado mañana en la junta anual de la Asociación Nacional del Rifle.

El consulado de México en Eagle Pass, puso a disposición de la comunidad mexicana en la zona su línea de emergencias: (830) 281 1952. “Profunda tristeza expresa México por las víctimas y afectados por esta tragedia. La barbarie de nuevo”, dijo el canciller Marcelo Ebrard en las redes sociales. Al cierre de esta edición, la Secretaría de Relaciones Exteriores no había reportado mexicanos afectados (Con información de Arturo Jiménez Sánchez)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here