jueves, febrero 22, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Zedillo: el reto, proteger la democracia y evitar la regresión autoritaria

En su regreso a actos públicos en México, Ernesto Zedillo, presidente de México entre 1994 y 2000, denunció el populismo que predomina en varios países y que erosiona los sistemas democráticos, por lo que convocó a detener la regresión autoritaria en marcha.

La noche de este miércoles Ernesto Zedillo se presentó en el acto principal del Día Actinver, importante grupo financiero, acompañado por José María Aznar, expresidente de España, y Leo Zuckerman. Allí expresó sus puntos de vista sobre lo que ha ocurrido en los últimos años.

Así, el exmandatario mexicano dijo que antes “algunos lograban apoderarse del poder con los militares”, pero que aprendieron el funcionamiento del sistema democrático y les gusta, pero hasta que “acceden al poder y, una vez ya que han accedido, buscan erosionar la democracia”.

Al respecto, enfatizó: “Es un problema muy serio porque la forma de acceder vía democrática es vía el engaño, la demagogia y el populismo”. Agregó que “los pueblos son susceptibles a que se les prometa el paraíso sin esfuerzo”.

Acerca de la destrucción institucional en nombre de la democracia, Zedillo comentó que hay países en lo que los líderes llegan al poder de forma democrática pero en los que a diario trabajan para erosionar ese sistema. Lo hacen a través del debilitamiento y la eliminación de pesos y contrapesos y organismos autónomos, del control del congreso y de la colonización del Poder Judicial.

También señaló sobre lo que provocó esa situación: “Las fallas de algunas políticas del pasado han provocado la apertura de espacios para que el populismo, que está en la parte oscura de la historia política y económica de los países, haya renacido también en algunos de nuestros países. Eso es muy desafortunado”.

En esa misma dirección afirmó que periódicamente se generan situaciones de descontento, las que son aprovechadas “por quienes no creen en la libertad, por quienes no creen en el Estado de derecho, por quienes no creen en la democracia”.

En ese marco, Zedillo consideró que “el mayor reto es proteger la democracia. Si protegemos la democracia, si evitamos esta regresión autoritaria que estamos viendo en algunos países y sanamos las heridas que se la han causado, entonces soy optimista”.

El expresidente se autodefinió como un “liberal decimonónico, clásico y tradicional”, negó el prefijo “neo” en su caso, y bromeó al decir que “cada vez que algún político que no entiende algunas cosas quiere insultar a alguien, le dice neoliberal”.

Populares