lunes, abril 15, 2024

Top 5 Semana

Noticias

Ante proyecto del parque Tho’ vecinos solicitan a la inmobiliaria que dé marcha atrás con sus intenciones de pedir la permuta de un predio

Vecinos del Altabrisa dieron a conocer que presentarán un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) si las autoridades municipales continúan con la construcción del Parque Tho’, pues el proyecto carece del Manifiesto de Impacto Ambiental.

Por otra parte, piden a la empresa inmobiliaria que desista de solicitar la permuta de un terreno público, de tres hectáreas, al que se lo han nombrado “Parque Central Altabrisa” o “El Bistec”, pues de acuerdo con el Plan Parcial de Desarrollo Urbano de Altabrisa, publicado en 2006, ese predio es área verde inalienable y de carácter imprescriptible.

«Yo le pediría a ese grupo inmobiliario que evalúen el riesgo de la operación que pretenden hacer, porque este acto es perfectamente impugnable en los tribunales. Los vecinos, fácilmente, nos podemos ir al amparo. De hecho, si la inmobiliaria y el Ayuntamiento nos vamos a ir al amparo», señaló Luis Montoya Martínez, vecino y ex diputado panista en la legislatura 2004-2007.

«Estamos 100% seguros que hay documentos oficiales del Ayuntamiento que reconocen ese terreno como área verde desde hace más 10 años y el Plan Parcial del Desarrollo Urbano de Altabrisa, publicado en 2006, dice que ese terreno es área verde inalienable y de carácter imprescriptible», comentó.

Las autoridades municipales no han cumplido con los estudios de factibilidad ambiental más sencillos, afirmó Rubén Presuel Polanco. «La autoridad abrió calles donde no debía, taló árboles y traspasó la ley. Por eso el día de ayer (el domingo) los ciudadanos hicimos una clausura simbólica de la obra por no contar con los permisos».

Montoya Martínez señaló que la oposición al proyecto es un asunto político porque le corresponde a toda la ciudadanía, pero no lo están llevando a la arena partidista. «Independientemente que habremos personas que militamos en diferentes partidos, lo importante es hablar de los derechos de los ciudadanos y que las autoridades cumplan con un parque para los vecinos».

La petición, recordó, se realizó en 2013 en la primera administración municipal de Renán Barrera Concha. De hecho, la Dirección Jurídica de la Comuna Respondió a la solicitud y propuesta planteada por los vecinos.

«Atrás del actual proyecto, que se ve maravilloso, encontramos varios defectos y vicios de origen que van a perjudicar y atentan contra los derechos de los ciudadanos e, incluso, leyes federales por las cuales tenemos que protestar», dijo.

El Proyecto se realizará en dos terrenos: uno con asentamientos mayas, que mide cinco hectáreas y es público, y otro enfrente, propiedad de una inmobiliaria que mide dos hectáreas, predio que el Ayuntamiento quiere sumar para el parque Toh’.

Hay un tercer lote, de carácter público, que mide tres hectáreas en donde el ayuntamiento puede construir hasta dos parques.

Al terreno, bautizado por los vecinos como el “Parque Central de Altabrisa” o “El Bistec”, es el que quiere darle el Ayuntamiento por permuta a la inmobiliaria. Por cierto, en 2012 la Comuna intentó vender ese terreno, pero se dio marcha atrás ante la insistencia de la regidora panista Lizette Mimenza Herrera, hoy día magistrada del Poder Judicial, se retiró de la orden del día de la Sesión de Cabildo.

El ex dirigente panista acusó al Ayuntamiento de Mérida de que, en caso de Cabildo apruebe la permuta, modificará los cambios de cambios de uso de suelo para que los precios de esos terrenos se disparen cinco o hasta 10 veces más de lo que cuestan actualmente.

«¿Quién va a salir ganando en esta permuta? Gana la inmobiliaria por mucho. Del terreno que estamos hablando vale 147 millones de pesos, multiplíquenlo por 10. No es nada más el negocio del metro y metro, después del cambio de uso de suelo y después la comercialización. Los ganadores del Parque Toh’ no son los ciudadanos es la inmobiliaria», señaló.

La bióloga Rocío Viveros, vecina de Altabrisa desde hace 15 años, precisó que no se oponen al parque, pero debe ser como ellos quieren. Es decir, conservar todos los árboles, pues el terreno es hábitat de fauna y flora endémica como el pájaro T’ho.

Una propuesta menos onerosa para el parque es que sea hacer adecuaciones como delimitar caminos, colocar alumbrado público, guardaparques y banquetas.

Populares