¿Cuánto valía la reina como marca?; guerra de smartphones: Samsung Fold vs. Apple

0
50

La monarquía es un negocio… muy rentable. Los funerales de la reina Isabel II fueron seguidos en todo el mundo a través de la televisión. Nadie cree que la reina seguía siendo monarca por mandato divino, sin embargo, representaba una imagen poderosa de ¿la realeza que ya no existe, de la longeva jefa de Estado en una monarquía parlamentaria, del último gran imperio, el británico, de un símbolo nacional, de una vida de novela? La monarquía de los Windsor ha logrado vender, como nadie, su poder de marca. Sí, su poder de marca registrada.

Genera turismo para Gran Bretaña. Pero produce algo mucho más que turismo, un estatus… que las demás marcas quieren tener. Y los Windsor serán muy de la realeza, pero les gusta el capitalismo y se han sabido mover como pez en el agua en el mundo de la rentabilidad económica.

MÁS QUE DISNEY

En 2021, la empresa de datos Statista le puso valor a la monarquía británica: un valor de marca de hasta 82,300 millones de euros. A Isabel II, por sí sola, le atribuían un valor de 40,600 millones de euros. Llegó a ser la quinta marca corporativa más valiosa del mundo, sólo por detrás de Facebook, Amazon, Google y Apple. En valor de marca, la monarquía inglesa le gana a Disney, Coca-Cola y Nike. Hasta le gana a Microsoft.

En Inglaterra, el mote de la monarquía inglesa es The Firm. Así o más claro. Si usted cree que la petrolera británica Shell es la marca con mayor valor de aquel país, está equivocado.

Por eso ayer en todo el mundo se vieron los funerales de al reina Isabel II, que comenzaron en la Abadía de Westminster. Pero también por eso hemos visto series exitosas como The Crown. Y de vez en vez salen los inconformes de la familia en una eterna novela que todos quieren escuchar, como el príncipe Harry, que, por cierto, no se podía perder el funeral… y salir por televisión.

PATROCINIOS POR ESCUDO DE ARMAS

La marca de la monarquía inglesa es tan poderosa que se pagaba para salir con ella. El té Twinings trae la marca oficial. También la catsup Heinz. Y las marcas de ropa muy británicas, como Barbour o Burberry, lucen el escudo de armas de la corona británica. La monarquía inglesa vende el derecho de lucir el escudo de armas real a través del Royal Warrant of Appointment.

Y, desde luego, están todos los negocios inmobiliarios de castillos y propiedades. Por eso está la empresa Crown State. Sólo que algunos bienes no son vendibles, como las joyas de la corona, y otros eran propiedad personal de la reina, como el Castillo Balmoral, donde solía tomar sus vacaciones y falleció.

Para ser monarquía, la británica supo entender muy bien el capitalismo y vender su concepto.

SMARTPHONES, LA BATALLA

Samsung apuesta a su Fold, el modelo de teléfonos que se pueden desdoblar para obtener una pantalla más grande. La empresa coreana recuerda que vendieron 10 millones de teléfonos plegables en 2021. La gama de teléfonos plegables salió desde 2019 y ahora en 2022. La apuesta de Samsung es fuerte, que, según IDC, alcanzarán una demanda de 27.6 millones de unidades en 2025 (los modelos Galaxy Fold). Y con esto se compite fuerte a Apple, que acaba de lanzar su iPhone 14, argumentando que trae mejor pantalla, más cámaras y mejor carga.

La competencia en México es por smartphones que, por cierto, no son nada baratos. Según CIU, en México hay más teléfonos móviles que población. Son 132.4 millones de líneas móviles, donde el 93.5% son de teléfonos inteligentes. Por el mercado de valor van Samsung, Apple, Motorola y las chinas como Huawei.

José Yuste

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here