Ivermectina no reduce incidencia de casos graves de COVID, revela reciente estudio

0
52

El uso de ivermectina para tratar COVID no reduce las hospitalizaciones ni el tiempo en que los pacientes permanecen en el área de urgencia, indicó un estudio publicado por The New England Journal of Medicine.

El estudio de la prestigiosa publicación fue publicado este miércoles 30 de marzo y fue reseñado por influyentes medios norteamericanos, como The New York Times.

Este documento zanja la polémica científica surgida desde 2020 respecto a la supuesta utilidad de la ivermectina en el tratamiento de COVID, lo cual fue defendido por el gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Claudia Sheinbaum, al grado que condujo un estudio cuasi-experimental con personas contagiadas por COVID, a pesar de que la OMS había desaconsejado su empleo.

El objetivo del estudio fue clarificar la eficacia de la ivermectina en el tratamiento de COVID-19, algo que investigadores médicos de diversos países habían defendido por medio de estudios que fueron considerados por la OMS como sesgados e insuficientes.

Ello, dicen, ante la necesidad de descubrir tratamientos “baratos, de amplia disponibilidad y efectividad en contra de la COVID-19” considerando que la distribución de vacunas adolece de muchas dificultades todavía.

Eso explica que hayan surgido propuestas de “nuevas aplicaciones de medicamentos ya existentes, que están ampliamente disponibles y cuyas cualidades son razonablemente bien conocidas”, como la ivermectina.

“Una sustancia que ha recibido considerable interés es la ivermectina, que habitualmente se usa como antiparasitario. La ivermectina inhibe los canales de cloruro de los parásitos helmínticos y ha demostrado tener eficacia para el tratamiento de la oncocercosis, estrongiloidiasis e infección ectoparasitaria. La actividad antiviral in vitro de la ivermectina se ha estudiado con respecto a un espectro amplio de virus, incluyendo el SARS Coronavirus 1, VIH, Dengue, Zika, Fiebre amarilla, Oeste del Nilo, Hendra, Chikungunya, Semliki, Sindbis y Gripe aviar.

Se han registrado más de 60 pruebas de uso de invermectina para tratar Covid y los resultados no han sido consistentes, ya que “los diferentes grupos revisores interpretan la evidencia de manera distinta, algunos para abogar a favor de sus beneficios y otros renuentes a admitir que tenga alguno”.

Sin embargo, la mayoría de las pruebas han sido pequeñas, señala, y “muchas se han retirado de las publicaciones científicas debido a dudas sobre su credibilidad”.

Explica que para evaluar la eficacia de la ivermectina, el equipo condujo un estudio mediante el cual se administró la sustancia un grupo de participantes, y se le comparó con otro grupo al que se le administró un placebo. El grupo que recibió la ivermectina se compuso de personas con síntomas de Covid, elegidos al azar.

El resultado más destacado fue la hospitalización por COVID en los 28 días subsecuentes a unirse a este grupo o la necesidad de acudir a una sala de emergencias al empeorar los síntomas, también en los 28 días subsecuentes a integrarse al grupo al que se le administró ivermectina.

En total, el estudio estuvo compuesto por 3 mil 515 pacientes, de los cuales 679 recibieron ivermectina, 679 recibieron un placebo y 2 mil 157 recibieron otra clase de intervención.

Destacadamente, no se registraron efectos adversos del uso de la ivermectina.

El estudio puede leerse, en inglés, AQUÍ.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here