Rezago educativo en Yucatán preocupante. Imprescindible que las niñas, niños y jóvenes regresen a clases presenciales

0
72
-Autoridades estatales expusieron las consecuencias y necesidad de que los estudiantes regresen a los salones de clases, toda vez que se tienen los protocolos y las condiciones epidemiológicas idóneas para hacerlo sin poner en riesgo la salud de las y los yucatecos.
-En ese marco, se dio a conocer la actualización al protocolo Regreso Seguro a Clases, para avanzar hacia el retorno a las aulas de manera presencial, en la medida en que las condiciones y la voluntad de las madres y padres de familia lo permitan.
Mérida, Yucatán, 21 de febrero de 2022.- La pandemia del Coronavirus ha generado un importante rezago educativo en las niñas, niños y adolescentes de Yucatán, pero hoy, de acuerdo con los indicadores epidemiológicos, el Gobierno del Estado ve el momento oportuno para poder regresar a los salones de clases en la medida en que las condiciones y la voluntad de las madres y padres de familia lo permitan.
Al darse a conocer la actualización al protocolo Regreso Seguro a Clases, que encabezó el Gobernador Mauricio Vila Dosal, se informó que, de acuerdo con la Medición de la Pobreza 2020 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Yucatán es el noveno estado de la República con mayor porcentaje de población con rezago educativo, con 21.8%, por encima de la tasa del país, que es 19.2%.
Aunado a ello, se expuso que somos el sexto territorio con mayor aumento en inasistencia entre adolescentes de 16 a 21 años, ya que 6 de cada 10 personas de este sector de la población no asisten a la escuela.
Se explicó que existen más de 510,000 personas con rezago educativo en el estado, de los cuales, arriba de 24,000 son nuevos, en comparación con 2018; por lo que, sin clases presenciales, se estima un incremento de 49,600 ciudadanos en esta situación para el presente año.
Al abundar sobre las consecuencias del rezago escolar, se dijo que según entidades como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), la Organización de Naciones Unidas (ONU) y su dependencia de Educación, Ciencia y Cultura (Unesco), los problemas que se generan por mantener a la niñez lejos de los colegios son diversos, tales como la pérdida de aprendizajes equivalentes a 2 años de escolaridad; el incremento del abandono de la formación porque el trabajo en línea redujo las horas de enseñanza en al menos 40%; el aumento del analfabetismo, a la vez que alumnos con menos aprendizajes significan futuros trabajadores con habilidades limitadas, lo que podría significar bajos ingresos laborales.
En rueda de prensa, donde se presentó el impacto que ha generado la pandemia en la educación en el estado, se reiteró que en la entidad se tiene un panorama favorable para seguir avanzando en el proceso de retorno a las aulas, sin poner en riesgo la salud de las y los yucatecos y siguiendo los protocolos sanitarios.
En presencia de los titulares de la Secretaría de Salud (SSY), Mauricio Sauri Vivas, y de Educación del estado (Segey), Liborio Vidal Aguilar, se dio a conocer los pormenores de la actualización al protocolo Regreso Seguro a Clases, alineado con las nuevas disposiciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades federales del ramo, toda vez que el panorama actual en el estado es idóneo para este proceso y, con este esquema, se busca dar a madres, padres, niñas, niños y jóvenes que quieran regresar a los salones de manera voluntaria, la oportunidad de hacerlo con las medidas adecuadas, ya que, luego de más de 2 años trabajando en línea, se ha generado un rezago preocupante.
En ese sentido, Vila Dosal pidió a las familias y al personal educativo ser conscientes del gran impacto que la formación a distancia ha causado en el aprendizaje y desarrollo socioemocional de los estudiantes, así como no bajar la guardia con las medidas de prevención.
Al respecto, el director de la primaria pública “Venustiano Carranza”, Martín Vera Arcique, destacó la importancia de que infantes y jóvenes regresen a clases presenciales, ya que, en el tiempo que han sido virtuales, perdieron importantes aprendizajes, pero con las condiciones actuales, es preciso regresar, ya que en los planteles se brindan los cuidados necesarios y “hay mayor seguridad en la escuela que cuando salen a una plaza o un parque, todo el personal educativo está poniendo de su parte”.
También, invitó a la comunidad a lograr el acercamiento del alumnado con sus colegios y profesores, para dar este paso antes de que el impacto sea más difícil de aminorar. “Agradecemos el trabajo del Gobierno del Estado y su Secretaría de Educación, que están trabajando para que las condiciones se den y que los pequeños regresen. Nos va a costar recuperar el tiempo perdido, pero podemos hacerlo; con esfuerzo y unidad, como todo lo que se hace en Yucatán, vamos a lograr dar la educación que la niñez y la juventud merecen”.
De igual manera, la directora de la primaria particular Instituto “Komensky”, Diana Marcela Peña de la Fuente, resaltó la necesidad impostergable de hacer el esfuerzo para atender el rezago generado en la contingencia sanitaria, ya que las sesiones a distancia no cubren todos los requerimientos de enseñanza y aprendizaje, como lo hacen las presenciales, y se está viendo fuertes afectaciones en los estudiantes, en los niveles social y emocional.
Por su parte, al dar detalles del protocolo, el titular de la SSY, Mauricio Sauri Vivas indicó que, si lo permiten la matrícula del plantel o las condiciones sanitarias, como comportamiento epidemiológico, población estudiantil vacunada, dimensión del aula, entre otros, el grupo completo asistiría toda la semana, es decir, al 100% de capacidad, siempre observando todas las medidas sanitarias y poniendo especial atención a los 3 filtros establecidos, que son el de casa, llegada a la escuela y entrada al salón.
Sobre las modalidades de atención, Sauri Vivas dio a conocer que la presencial se mantendrá con los horarios y días acostumbrados antes de la pandemia, o sea, diario deberá impartirse clases en las aulas, mientras que, para quienes continúen en modalidad a distancia, se ofrecerá respaldo a tutores y educación virtual sincrónica.
En caso de que algún alumno o docente resulte positivo, explicó el funcionario, deberá permanecer en aislamiento por 7 días; sin embargo, ya no se cerrarán escuelas, pues el resto del grupo continuará en clases. No obstante, se mantendrá la limpieza diaria del aula y se dará aviso a la Jurisdicción Sanitaria correspondiente.
Asimismo, recalcó que, terminando dicho periodo, no será necesaria otra prueba de control o algún tipo de consulta ni alta médica para reincorporarse a sus actividades. En caso específico de que algún padre de familia o alumno haya realizado algún viaje, dentro o fuera del país, tampoco es necesario solicitar esas verificaciones ni permanecer en confinamiento.
Por otra parte, si un estudiante llega a tener un familiar positivo a Covid-19, no deberá de acudir a la escuela, mientras que, si un elemento del personal reporta cohabitar con alguien enfermo, tendrá que continuar presentándose al plantel, pero deberá aplicar medidas de auto vigilancia para detectar síntomas y reforzar las medidas de prevención.
Todas las actividades deportivas están permitidas, sin descuidar los protocolos sanitarios, y si así lo considera el colectivo docente del plantel, podrán realizar ceremonias cívicas acortadas, únicamente en las fechas mencionadas en el calendario oficial; por ejemplo, que sólo salga a la plaza el grupo al que le corresponde, en el caso de escuelas con muchos.
Durante la cita se presentaron los principales indicadores de la pandemia en la entidad y se explicó que el promedio móvil diario de casos positivos va de bajada; muestra de ello es que, en el punto más alto de contagios por la variante Ómicron, se registró 1,182, pero al 13 de febrero, se redujo a 124.
Sobre la ocupación hospitalaria, se indicó que, antes de dicha cepa, este indicador era de 35 camas, aproximadamente, y alcanzó un máximo de 202, pero ayer bajó a sólo 61; la media de ingresos por día igual está en descenso, pues en el pico de esta mutación se tuvo un promedio de 34 y, al 19 de este mes, sólo 10.
Como muestra de que se tienen todas las condiciones para avanzar en el regreso a clases presenciales, se informó que, del total de casos positivos por Ómicron, sólo el 2.52% corresponde a infantes y jóvenes; de esa tasa, el 0.86% corresponde a primaria; 0.84%, secundaria, y 0.82%, preparatoria, es decir, los contagios no se están dando en las aulas, pues se cumple los protocolos y funcionan.
Respecto del avance en la vacunación a población de 15 años en adelante, el 89.8% cuenta con al menos una aplicación, 88.9% tiene el esquema completo y 35.6% ya recibió su refuerzo, datos que no contabilizan a quienes consiguieron su dosis en el extranjero. Organismos internacionales dicen que la meta es lograr el 85% de cobertura, por lo que Yucatán va muy bien en este proceso, cuando casi el 90% de la ciudadanía ha accedido al menos a un fármaco y cerca del 89% ya culminó su cuadro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here