miércoles, julio 24, 2024

Top 5 Semana

Noticias

¿Llegó el tiempo de cambio en el PAN?

El Partido Acción Nacional se encuentra en una delicada coyuntura, pues por una parte cosechó una importante votación en las pasadas elecciones de junio, pero ya enfrenta el proceso para renovar su dirigencia nacional en octubre próximo en medio de la lucha de los grupos que controlan la estructura del partido para definir las candidaturas, tanto las de gobernador en 2022 como la presidencial de 2024. Pero lo que todo esto oculta es que también hay un intento por encontrar definiciones de fondo que cambien la cara a una fuerza política que requiere una transformación para sobrevivir.

Debate interno

El PAN no es un partido que abre sus puerta para poder observar los debates internos que mantiene.

Identificado más por tendencias como aquella que marca la “defensa de la vida” –con lo que se rechaza lo mismo al aborto que a la eutanasia–, además de buscar identificarse con lo que para muchos sería el centro político, en Acción Nacional también hay debates que buscan un cambio urgente de rumbo.

Un ejemplo de esto es lo que señaló en entrevista con EmeEquis Andrés Atayde Ruibolo, presidente del partido en la CDMX, oportunidad en la que aprovechó para señalar: “creo que el PAN, en el buen sentido, tiene que evolucionar”, esto a pregunta expresa acerca de un tuit que emitió el día del orgullo LGBTQ+ este año en el que apuntó que “#AmoresAmor y en la CDMX las libertades se ejercen”.

El dirigente del blanquiazul reconocería en la entrevista que “hoy tenemos muchos concejales, dirigentes, dirigentas, diputadas y diputados que son parte de la diversidad sexual y están en el PAN porque como partido somos un reflejo de la composición social”.

Aunque lo más probable es que esta postura se vea minimizada por la tradicional discreción panista de lavar la ropa sucia en casa, no es la única que se ha dado en fechas recientes y que busca un cambio de rumbo.

Quizá muchos no lo crean, pero ha habido panistas que no están de acuerdo con eso de criminalizar la práctica del aborto. Uno de ellos fue Federico Ling Altamirano, quien además de senador llegó a dirigir la revista doctrinaria del partido, Palabra –fundada por su amigo Carlos Castillo Peraza, fiero defensor de la vida–, llegó a expresar su rechazo a tal pena, incluso proponiendo que la sanción fuera como la tasa cero del IVA, es decir, que, si había una denuncia contra una mujer por abortar, el juez la mandará a revisión médica o psicológica, pero luego a su casa porque la pena sería de cero días en prisión.

De igual manera, la revista Bien Común de la Fundación Rafael Preciado Hernández, plasmó un debate que se dio en el marco de la elección presidencial de 2012, en el que se revisaba si el PAN debía seguir siendo un partido humanista –en referencia a la aportación de uno de sus fundadores, Efraín González Luna que apostó por una vinculación con la doctrina social de la Iglesia Católica– o si se debía definir como un partido liberal –acorde con muchas de las ideas de su otro fundador, Manuel Gómez Morin–, pero se trató de un intercambio de puntos de vista que se vio opacado por lo que el propio González Luna definió como la “escaramuza electoral”.

Así, la postura de Andrés Atayde se suma a las otras que distintos panistas han dado a conocer a lo largo de la historia, pero que se quedan en el archivo principalmente por la urgencia de atender los reclamos de los grupos que controlan la estructura del partido, a los que no les importa que muchos ciudadanos vean al PAN como un partido atrasado o, incluso, retrógrada, pues para ellos lo importante es que se puede ganar una elección y, con ellos, más recursos para su beneficio.

Armando Reyes Vigueras

armando.reyesvigueras@gmail.com

Periodista

Populares